DESCUBRE TODOS LOSTratamientos EstoClinic

Odontopediatría

La odontopedriatría es la especialidad de la odontología que se encarga de la prevención y del tratamiento de patologías en los dientes de los niños.

Todos sabemos que los primeros dientes que saen son temporales o deciduos (los de leche!) y que a medida que crecemos éstos se caen y aparecen los definitivos. El odontopedriatria es quien controlará cuidadosamente esta transición hasta la edad adulta.

Además, los odontopedriatras detectan precozmente anomalías en la posición de los maxilares para remitir al paciente al ortodoncista o cirujano maxilofacial para poder intervenir sobre el crecimiento de estos huesos.

Preguntas más frecuentes sobre la Odontopediatría:

¿A qué edad debo llevar a mi hijo al dentista?

Aproximadamente a los 6 meses aparecen los primeros dientes de leche. Desde ese momento, hemos de controlar la aparición sucesiva de todos los dientes y la higiene oral del niño. Hacia los 2-3 años, todos los dientes temporales deberían haber erupcionado. Acia los 6 años aparece la primera muela definitiva y el recambio continua aproximadamente hasta los 12 años.

Durante todo este tiempo, es importante que el niño establezca una relación de confianza con el odontopediatra. Si va desde pequeñito y sin haber tenido molestias o necesitado tratamiento, entenderá la visita más como un juego periódico que como algo traumático.

odontopediatria1

¿Cuándo deben aprender a cepillarse los dientes?

Al principio, serán los papás los que, desde la aparición del primer diente de leche, cepillen con cuidado, primero con una gasa con agua salada y luego con un cepillo de dientes pediátrico, los dientes de los niños.

Hacia los 6 años, los niños ya deberían haber aprendido a cepillarse ellos solitos los dientes. Lo harán con una pasta de dientes especial para ellos y con nuestra supervisión para asegurar que utilizan la técnica adecuada.

¿Qué hay que hacer si se le cae un diente por un accidente?

Siempre que se pueda, lo ideal es recoger el diente por la corona (no por la raíz) y limpiarlo delicadamente con suero fisiológico o agua sin cepillar agresivamente. Si puedes, vuelve a colocarlo donde estaba, llámanos y ven a vernos cuánto antes. Si no pudieras colocarlo de nuevo en el alveólo (o hueco), sumérgelo en leche entera o suero y ven a vernos. A veces una actuación rápida puede salvar el diente!

¿Los dientes de leche pueden tener caries?

Igual que los dientes definitivos, los dientes de leche pueden tener caries que, si dejamos que progresen, pueden afectar al nervio. Las caries se pueden tratar eliminando el tejido infectado y colocando un material biocompatible y estético. Sin embargo, si la caries ha destruido mucho diente, se colocan unas fundas o coronas metálicas poco estéticas pero que permiten una correcta masticación para el niño y evitan malposiciones preservando el espacio.

Es un error no darle importancia a las caries o infecciones de los dientes temporales puesto que pueden afectar a los dientes definitivos.