Ortodoncia

Es la disciplina de la odontología que estudia el movimiento de los dientes. Es decir, el tratamiento ortodóntico es aquel que corrige la malposición dental. Unos dientes bien colocados mejoran la función, son más fáciles de limpiar y, por lo tanto, son más fáciles de mantener a largo plazo. Todas las personas, niños y adultos, podemos disfrutar de los beneficios de la ortodoncia y hoy en día existen opciones muy higiénicas, estéticas e indoloras.

Revisión caso clínico

Especialistas en ortodoncia en Terrassa

En nuestra clínica dental queremos que sonrías sin complejos y con seguridad, asegurándonos al mismo tiempo, de que tu boca no tiene ningún problema funcional. Es por eso, que nuestros ortodoncistas, después de haber realizado un exhaustivo estudio de tu caso, se reunirán contigo para proponerte el tratamiento de ortodoncia que más se ajusta a tus necesidades.

Tipos de aparatos de ortodoncia

La aparatología removible, también conocida como interceptiva, está indicada en niños antes de la adolescencia, ya que se aprovecha el periodo de crecimiento para corregir, principalmente, aspectos relacionados con el tamaño o posición de la mandíbula y los maxilares. En la mayoría de los casos, el tratamiento con ortodoncia interceptiva se completa en un futuro con el uso de otro tipo de ortodoncia (ya sean brackets o Invisalign) para terminar de corregir malposiciones dentales o problemas de oclusión.

La ortodoncia fija se utiliza tanto en niños como en adultos y puede ser con brackets tradicionales, brackets estéticos (menos visibles) u ortodoncia lingual. En esta última opción, los brackets irán por la cara interna del diente y serán invisibles para los demás.

Fundas de Invisalign

Este tratamiento consiste en el cambio sucesivo (cada 2 semanas aproximadamente) de unas férulas transparentes que irán modificando la posición de nuestros dientes. Esta opción es la más estética e higiénica de todas puesto que podemos retirar las férulas para limpiar nuestros dientes como siempre.

Brackets metálicos

Brackets metálicos

Son la opción más tradicional de todas y la más utilizada en su mayoría por pacientes adolescentes o niños, aunque se colocan por igual en adultos. Son los brackets más económicos de todos. Gracias al material metálico con el que están fabricados, son la opción más resistente de todas, por lo que es muy difícil que se fracturen mientras dure el tratamiento.

Brackets estéticos

Brackets estéticos

Están fabricados, normalmente, de cerámica o zafiro, unos materiales que se mimetizan con el color natural del diente y hacen que pasen desapercibidos a los ojos de los demás. Funcionan de idéntica manera a la aparatología tradicional. Idóneos para quienes busquen una mayor discreción. 

Brackets linguales

Brackets linguales

De todas las opciones de ortodoncia, son los únicos completamente invisibles, ya que los brackets van pegados en la cara interna de los dientes, por lo que al sonreír o hablar, nadie notará que los llevas puestos. Están indicados para aquellas personas más preocupadas por la estética. 

Ortodoncia en adultos

¿Padeces alguno de estos síntomas? Quizás necesites ortodoncia

  • Apiñamiento o malposición dental
  • Dificultad para masticar
  • Dientes que no contactan con sus homólogos inferiores
  • Pérdida prematura o tardía de un diente de leche
  • Mandíbulas protruidas o retruidas
  • Hábito de chuparse el dedo

Preguntas más frecuentes sobre ortodoncia

1. ¿Cuánto tiempo dura el tratamiento de ortodoncia?

Esta pregunta es muy difícil de responder sin conocerte. Es imprescindible la visita con el ortodoncista para diagnosticar correctamente todas las malposiciones y determinar el plan de tratamiento. Durante esta visita podemos darte una aproximación de lo que durará el tratamiento. La duración del tratamiento de ortodoncia depende de la situación inicial, los objetivos de tu tratamiento y la colaboración del paciente.

 

2. ¿Duelen los aparatos?

El movimiento de los dientes se consigue porque realizamos unas fuerzas de presión-tracción de los dientes que desencadenan una reacción en el hueso que puede ser algo molesta y permite el cambio de posición de los dientes. Este dolor se da sobre todo cuando colocamos los aparatos y cuando se ajustan después de la visita al ortodoncista. Es fácil la adaptación y si aparecen llagas, tenemos cera y pomadas anestésicas para ayudaros.

¿Tienes alguna duda?
Nosotros la solucionamos