Dispositivo de avance mandibular

Dispositivo de avance mandibular (DAM)
para ronquidos y apneas

¿Qué es la apnea del sueño?

Durante el sueño, la relajación de los músculos disminuye el espacio que el aire tiene para pasar por la garganta. El aire, al intentar pasar a través, provoca unas vibraciones que conocemos como ronquidos.

Si el paso del aire se obstruye por completo y la persona deja de respirar temporalmente entonces sufriría una apnea obstructiva del sueño.

Estos episodios pueden llegar a producirse cientos de veces por la noche y pueden durar hasta 10 segundos.

¿Qué consecuencias tiene para mi salud?

Las apneas suelen afectar más a hombres que a mujeres, sobre todo a partir de los 50 años. Además, la obesidad, el consumo de alcohol, ansiolíticos o somníferos puede agravar su incidencia.

 

Con las apneas, el corazón y el cerebro sufren una falta de oxígeno que perturba el sueño y poco a poco pueden afectar a la calidad de vida, al trabajo y a la salud en general. Las apneas pueden provocar hipertensión, accidentes cerebrovasculares, enfermedades cardíacas, depresión o accidentes de tráfico. Además, los ronquidos y apneas pueden resultar muy incómodos para nuestra pareja.

¿Qué es un dispositivo de avance mandibular?

Un dispositivo de avance mandibular (DAM) es una férula doble (una en la arcada superior y otra en la inferior) que adelanta unos milímetros la mandíbula del paciente mientras duerme para facilitar el paso del aire.

Las modificación en la posición de la mandíbula, evita la ocupación de la vía aérea superior y permite que el paciente pueda respirar con normalidad, terminando de este modo con los ronquidos y con las apneas del sueño leves o moderadas.

¿Por qué es eficaz el dispositivo de avance mandibular?

Los estudios acerca de las personas con apnea del sueño, concluyen que casi un 70% de ellas duerme con la boca abierta más de 5mm, lo que influye en la presencia de ronquidos y dificultades respiratorias.

Con el dispositivo de avance mandibular, fijamos la mandíbula en la posición requerida para evitar que se produzca dicha situación.

El dispositivo de avance mandibular se personaliza para cada paciente. En función de las condiciones concretas de cada individuo y de su experiencia inicial con el dispositivo, se va modificando el grado de avance mandibular hasta encontrar el necesario para terminar con el problema, lo que hace que el DAM sea un tratamiento muy efectivo para la mayoría de los casos.

El grado de avance mandibular se define en función del diagnóstico y de las propias impresiones del paciente, utilizándose los grados más bajos para las situaciones más leves y los grados más altos para los casos más graves.

El porcentaje de éxito de los dispositivos de avance mandibular es muy alto para el tratamiento de los ronquidos, eliminándolos o reduciéndolos en más del 90% de los pacientes. La eficacia de los DAM es menor para las apneas del sueño, aunque estos dispositivos siguen siendo una solución muy recomendable para las apneas leves o moderadas.

Financiación Sabadell Fincom

Financia tu tratamiento a 36 meses sin intereses con Sabadell Fincom

¿Cuáles son las contraindicaciones del DAM?

Los dispositivos de avance mandibular pueden utilizarse en cualquier persona independientemente de su edad, pero es necesario cumplir una serie de requisitos para garantizar el éxito del tratamiento:

1. No presentar enfermedades dentales o periodontales

Las modificación en la posición de la mandíbula, evita la ocupación de la vía aérea superior y permite que el paciente pueda respirar con normalidad, terminando de este modo con los ronquidos y con las apneas del sueño leves o moderadas.

2. Buena fijación dental

Si los dientes del paciente se mueven, no podrán realizar correctamente la sujeción del dispositivo de avance mandibular.

3. Disponer de la arcada dental completa

Si falta alguna pieza dental, será inviable la sujeción del DAM. Para recuperar los dientes perdidos, la mejor opción es optar por la colocación de implantes dentales.

Expertos en la utilización de dispositivos de avance mandibular

Para un tratamiento efectivo con DAM, los profesionales deben contar con una formación específica.

Previamente a la elaboración del dispositivo, es necesaria una valoración profunda de las condiciones del paciente.

Una vez elaboradas las férulas, se informa al paciente del protocolo de actuación y se trabaja conjuntamente para que el dispositivo se adapte bien a la cavidad oral del paciente. Tras conseguirlo, se comienza con el avance mandibular hasta encontrar un grado de avance cómodo y eficaz para la persona que porta el dispositivo.

Cuando el dispositivo de avance mandibular ya funciona adecuadamente, se fijan visitas periódicas con el dentista con el objetivo de revisar que todo marcha según lo planificado.

En Estoclinic contamos con especialistas en la utilización de los dispositivos de avance mandibular. Si quieres terminar de forma sencilla con los ronquidos y las interrupciones del sueño, en nuestra clínica dental de Terrassa podemos ayudarte.

¿Tienes alguna duda?
Nosotros la solucionamos

llama a la consultaLlámanos